sábado, 6 de diciembre de 2014

Maratón de Valencia

Han sido casi 4 meses preparando el maratón sabia que lo podía hacer bien y los entrenos iban encaminados para hacer una gran carrera. El problema vino con el último mes, un dolor en los isquios no me dejaban correr. Tuve que parar varios días y reducir la carga de entrenos, corriendo 3 días a la semana. Muy poca carga de entrenos para afrontar un maratón pero el cuerpo no podía más. Era eso o abandonar el barco y la verdad que en algún momento paso por mi cabeza.

Llevo el día de la carrera y tenia dudas. Sabia que bajar mi marca de 2:50 sino pasaba nada lo iba a conseguir pero no había entrenado para eso sino para bajar de 2:40 y con el último mes de entreno iba a ser difícil conseguirlo.

Ya en la salida decido ponerme en la zona de delante para correr al ritmo que tenia pensado sin problemas. La estrategia claro, correr entre 3:44 y 3:47 teniendo en cuenta el pulso que no se disparase y en caso que fuese así bajar el ritmo.




Los primeros kms como era de esperar el ritmo fue fácil y no supuso un gran esfuerzo llevarlo. La carrera iba pasando y el ritmo y el pulso eran el esperado y eso me animaba a seguir. Pasamos la media maratón con muy buenas sensaciones con un tiempo de 1:19:39

El problema vino por el km 35 que de golpe pase de ir en el ritmo esperado a 4:05/4:15, vamos que el maratón me puso en su sitio rápidamente y lo que eran buenas sensaciones se convertido en una lucha con mi cabeza para no pararme y seguir hasta meta sin importarme el tiempo final. No había estado tanto tiempo entrenando para dejarlo por no tener las sensaciones que deseaba aunque pensando el entreno que llevaba el último mes era lo normal que pasase.


Al final 2:43:15 contento por bajar mi marca de 2:50, pero con ganas de pegarle otro bocado a esa marca porque estoy convencido que ese no es mi tope.






Gracias a todos los que me han ayudado en los malos momentos que han surgido durante la preparación que no han sido poco.

En este maratón he aprendido que preparar un maratón en verano es muy duro y que casi 4 meses para mi es mucho tiempo, mi cabeza y mi cuerpo no están preparado para ello. Ahora a descansar, recuperar bien las piernas, las molestias y luego hacer carreras más cortas para volver a tener la chispa que nos hemos dejado por el camino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada